II Plan de Acción

Sin lugar a duda, la etapa más relevante en la elaboración de nuestro PED es el PLAN DE ACCIÓN.

Supone el diseño y construcción de una serie de medidas, actuaciones, planes, proyectos, protocolos, acuerdos, en definitiva,  decisiones consensuadas que pretenden mejorar cada una de las áreas y dimensiones que conforman nuestro centro educativo.

Todas ellas encaminadas  a lograr una organización digitalmente competente que avanza en equipo y atiende a todas y cada una de las demandas del centro y su comunidad.

Punto de partida

Una vez que tenemos analizada esa instantánea en materia digital de nuestro centro, conocemos qué necesitamos y hacia dónde queremos ir,  tenemos dibujado el horizonte para trazar la hoja de ruta que nos llevará al diseño y construcción de nuestro PED.

Antes de empezar a definir las actuaciones, sería conveniente  reflexionar sobre el concepto de Organización que aprende y  las implicaciones que conlleva la creación de una cultura digital de centro.

Para que nuestro Proyecto de Educación Digital sea realista, viable y asumible por toda la comunidad educativa, su plan de acción ha de ser fruto de una estrecha colaboración entre toda ella.

Diseñar bien las actuaciones de nuestro Proyecto pasa por conocer, comprender y analizar minuciosamente las 7 áreas de mejora  a las que hace referencia el  Marco de competencia Digital para Organizaciones Educativas del  Joint Research Centre (JRC), DigCompOrg, en las tres dimensiones: Organizativa, Pedagógica y Tecnológica.

Tenemos que tener en cuenta que si los datos analizados con SELFIE  nos ofrecían 8 áreas de mejora, nosotros también deberíamos segregar, de esas 7 del  DigCompOrg, una octava: Competencia Digital del Alumnado, a la hora de planificar nuestras acciones.

De este modo, el mapa de trabajo para el plan de acción quedaría configurado de la siguiente manera:

Áreas de mejora del DigCompOrg

Organizativa (organización de equipos docentes, tareas de coordinación, reparto de funciones, necesidades formativas, desarrollo profesional, colaboración y trabajo en red).

Tecnológica (adquisición, organización, modificación y mantenimiento de equipos, infraestructuras y comunicaciones).

Pedagógica (metodologías, prácticas de enseñanza y aprendizaje, contenidos y currículos, programas específicos en los que se participa y prácticas de evaluación).

En estas tres dimensiones debe estar presente siempre el fomento de la seguridad en la red (supervisión y revisión de los protocolos de protección de datos y fomento de buenas prácticas de las herramientas tecnológicas) por la importancia que tiene tanto en los aspectos organizativos como en los tecnológicos y pedagógicos.

Hay que adveritr que las áreas no son cajones estancos, están estrechamente vinculadas, por tanto, los límites de éstas son difusos y, casi siempre, son interdependientes.

Ejemplo:

Dotar a los profesionales, que cumplen con labores docentes, de herramientas digitales de comunicación, interacción y colaboración que forman parte de nuestra formación y que sean comunes a toda la organización.

¿Qué queremos que suceda?

Basándonos en nuestras necesidades y fortalezas proyectaremos nuestros deseos, como comunidad educativa, y aunaremos esfuerzos para que se cumplan. 

Es decir, formularemos nuestros OBJETIVOS con la máxima concreción, realismo y viabilidad posibles, además de atender a una planificación que justifique la relevancia de los mismos.

El acrónimo «SMART» recoge de manera sucinta las cualidades mínimas que deben reunir los hitos de nuestro PED.

De nuestras metas emanarán las acciones (formaciones, planes, protocolos, actividades, acuerdos…) así como los recursos y personas responsables de su coordinación, implementación y evaluación.

Es importante identificar los indicadores de logro que nos permitirán evaluar la consecución o no de los objetivos. Éstos deben responder a escalas numéricas e ir acompañados de un valor objetivo que  haga referencia al objetivo que nos hemos marcado.

Cartel OBJETIVOS SMART

¿Cómo lo hacemos?

Para cada objetivo tendremos que diseñar unas acciones concretas que nos permitan alcanzar nuestros hitos. Con cada objetivo podremos desarrollar una, dos o cuantas acciones consideremos necesarias para nuestro propósito.

Por acciones entendemos toda actividad, acuerdo, formación, protocolo, proyecto, plan, etc., que afecte al centro como organización. Por tanto, pueden ser acciones muy sencillas o más ambiciosas en función de donde se encuentre nuestra meta o logro.

Al diseñar las acciones tenemos que definir:

Los recursos materiales: infraestructuras, equipamientos, economía…

Responsabilidades distribuidas: asunción de la coordinación, implementación o evaluación de las acciones.

Temporalización: adecuada secuenciación basada en la correcta priorización.

Evaluación:  diseñar cómo se va a medir el nivel de logro del objetivo al que obedecen las acciones es imprescindible. No se puede describir una acción sin su evaluación.

Sencillas recomendaciones y ejemplos:

1. Se puede empezar por recabar y estructurar todo aquello que el centro tenga implementado en materia digital para ampliar o mejorar dichas acciones.

Toda la trayectoria previa del centro puede servirnos como punto de partida en nuestro plan de acción, además de ofrecernos seguridad para progresar.

Por ejemplo: un centro que ya participa en RadioEdu o un proyecto europeo eTwinning, puede plantearse la ampliación e  implicación de más miembros de la organización escolar.

2. Se recomienda empezar por las acciones más sencillas y útiles para la comunidad educativa. En estos casos, el consenso llegará pronto y nos aseguramos de que el objetivo se logrará sin dificultad. Este hecho, servirá de motivación extra para pasar al siguiente hito y, así, sucesivamente.

3. Tener las acciones priorizadas y ubicadas en el cronograma general del centro ayuda optimizar los recursos. No todas las acciones se planifican para el mismo momento.

Por ejemplo: solicitar formación en tiempo y forma requiere dominar el calendario de oferta con cierta antelación.

¿Necesitas algunos recursos?

Clic para saber más sobre Dimensiones y Áreas
Clic para acceder a Recursos para el Plan de Acción